Fotos Monterrey, Abril-2016

IMG_1543

Algunos de los testimonios de las niñitas, tan bellas:

¿Cuál ha sido tu experiencia-testimonio, al vivir este retiro?

Niñas

Me gustó el darme cuenta que valgo mucho, valgo más que el dinero, más que el oro, que Dios me quiere mucho. Amén! Me gustó todo pero más que nos deben tratar bien y que las mujeres somos muy valiosas.
Azul

Que aunque yo no quería venir, pero la verdad lo disfruté mucho y sentí que Dios me estaba tocando el corazón. Fue como un alivio para mí, saber todo lo que valgo, no soy sólo un vaso o una casa cualquiera, soy o vaso o casa de cristal.
Gracias tías y Dios.
Mariana

Cuanto valgo como mujer y que no me deje tocar por ni un hombre y cuanto nos ama Dios. Ser mujer es una experiencia que es maravillosa seguir dándome a respetar orgullosa de ser mujer.
María

Me gustó porque conviví con mi mamá, fue una gran experiencia. Me enseñó a prepararme para la menstruación.
Daniela

Que sabemos más sobre lo que nos va a pasar en la pubertad, muy bonito saber cuánto valemos.
Melissa

Este retiro ha sido una experiencia inolvidable, de lo mejor. Nunca lo olvidaré, y fue una grandiosa oportunidad de hablar con mi mamá.
Carmina

El pastel como lo manosearon, no debemos dejar que nos pase eso, y la carta de nuestros papás.
Clara I

Lo del vaso desechable.
Fernanda J

Lo del pastel, porque pudimos agarrar un poco.
Ana Catalina

Que nadie nos trate como un vaso desechable.
Sara Abigail

Como se puede respetar a la mujer con los vasos, me gustó lo del pastel.
Carolina

A mí me gustó en general todo, pero lo mejor fue el ejemplo de los vasos y el pastel.
Diana

Que es muy especial y muy divertido, muy especial por todo lo que hicimos.
María
El vaso desechable, plástico y vidrio, y eso significa que no nos deben tratar mal.
Vanessa

La de cuánto vale la mujer. Que todas valemos mucho para Dios, que no somos un vaso desechable sino uno de vidrio.
Valeria

Sentí felicidad. Me gustó todo, pero me interesó más sobre la menstruación.Yo he sentido que el Señor Jesús ahora me ha quitado todos mis miedos, y que he sentido su amor y que en el tiempo de oración sentí que el Señor me abrazaba.
Olga

Mi experiencia fue que en el momento de la oración, sentí paz y amor en mi corazón.
Alejandra

Ser una belleza para Dios como mujer. Hay que ser tratadas con delicadeza, respeto, amor.
Jessica

Lo que más me gustó, fue la actividad del pastel y lo del tráiler.
Ma. Teresa

Me gustó la explicación de cuanto valgo como mujer, los vasos y la castidad.
Emiliana

Siento que el Señor me ha enseñado cuanto me ama mi familia, de lo que yo sabía.
María

Mamás

Para mí fue una experiencia maravillosa el convivir con mi hija. Gracias a Dios por haberme permitido estar aquí y gracias a todas las hermanas que hicieron posible este retiro. Que Dios me las bendiga hoy y siempre. Me ha ayudado mucho para mejorar el dialogo y comunicación con mi hija, sobre todo a la luz del Evangelio y apegado a la teología del cuerpo. Ha sido muy enriquecedor, nos permitió compartir con nuestras hijas de una forma a la luz del Señor este tiempo tan especial para ellas. Es una bendición poder ser guiadas y acompañadas en este tema.
Irene

Realmente ha sido una muy valiosa oportunidad para compartir con mi hija, y abrir ese tema que a veces es difícil, pero con esta experiencia se abrió la puerta y lo disfrutamos, tanto mi hija como yo. Nos recordó también a nosotras como mamás, lo valiosas que somos y la dignidad como hijas amadas de Dios.
Lulú

Una gran experiencia, ya que ha sido para mí y mi hija, una gran apertura a la comunicación de este tema.
Patricia

Ha sido una bendición todos los temas, me dijo Mariana: “Mamá hablaste con la tía Gaby, porque todo es lo que me está pasando”. No tengo palabras para agradecer este hermoso regalo.
Charo

Gracias, porque de la manera más sencilla, nos recuerdan nuestro gran valor como mujeres, la dignidad y el gran tesoro que somos para Dios, y el poder conservarla. Gracias a Dios y a ustedes por permitirnos vivir esta experiencia tan maravillosa, que en ningún otro lado se puede vivir. Me encantó el ejemplo del vaso y la copa, el que mi hija se sienta valorada y amada por Dios, que nadie puede destruir su integridad. Darme el tiempo, darle el tiempo a mi princesa, dejar todo por estar con ella y escucharla.
Gloria

Me gustó el ejemplo del pastel. La verdad es que todo me gustó, el valor de la pureza, la castidad como fue explicado con los vasos y las copas. Me encantó ver como las niñas disfrutaron de este momento y como pudieron entender el mensaje.
Martha

Soy mujer, soy persona, tengo dignidad y vocación. La palabra de Dios tiene poder. El amor de Dios es fiel, siempre, fecundo, total y libre. Ejemplo vasos, soy hija de Dios. El decir yo no quiero, menstruación. Excelente las charlas y material. Me encantó ver la dinámica de los vasos, pero más ver como el bautismo nos transforma en algo consagrado a Dios.
Ruth

Fue un gran reto organizar este retiro para nuestras hijas, hubo varias batallas, pero estaba segura que era lo que Dios quería para nuestras niñas, y al ver sus caritas de emoción por ver todo lo que hicimos y era especial para ellas, eso no tuvo precio. Doy gloria a Dios por este tiempo de compartir con mi hija, de empezar a hablar de lo que viene en su vida, de los cambios que tendrá, de abrirnos en la confianza, gloria a Dios también por Xhonané y Gaby, que nos apoyaron para que esto fuera posible, y por las hermanas que nos apoyaron (Ofe y Diana).
Bertha

Ha sido única, nunca lo había vivido con mi niña, me habría gustado haberlo vivido yo así. Es una bendición.
Esmeralda

Increíble, maravillosa, una experiencia de vida, de amor con mi hija, una manera tan fácil de entender, comprender. Mi hija ama su legajo, todos los días lo lee, y las verdades se van guardando, quedando en su mente y en su corazón. Muy bien, muy contentas, gracias por todo!!! Una experiencia muy grata, todo perfecto, gracias por regalarnos este retiro, yo no lo habría podido hacer mejor. Dialogar con mi hija. El ejemplo que más me gustó es la comparación de cada una de nosotras con el vaso Sagrado, el Cáliz.
Rocío

El acercamiento personal de mi hija con el Señor. La experiencia de vivir para Dios y estar a su servicio. Para mi ha sido recordar mi dignidad como mujer y como hija de Dios. Sentirme reconfortada al saber que aunque el mundo les predique maldad y pecado, aquí en comunidad tenemos ese amor y apoyo para llevar a nuestras hijas a la santidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s